Timerosal y autismo: la gran estafa

El miércoles pasado estuve en Radio ADN conversando con Beatriz Sánchez sobre el timerosal y su posible relación con el autismo. Me involucré en este tema porque me impresionó la enorme desinformación al respecto y la verdad me dio rabia que los legisladores de mi país hayan despachado una ley tan ridícula, de espaldas a los expertos.

En un momento de la conversación, Beatriz Sánchez me dijo: “hay evidencia de los dos lados y la gente común y corriente no sabe a quien creerle”. Su pensamiento estaba impulsado por las declaraciones de Bioautismo y de Cristina Girardi, quien minutos antes había estado en el estudio defendiendo el uso de Yahoo Respuestas en la elaboración de la ley. Ella decía que al final lo importante eran los casi 150 estudios que confirmaban una relación causal timerosal-autismo. Luego, en contacto telefónico con la directora de Bioautismo, me mencionó al grupo de “expertos internacionales” que los apoyaban: Paul King, Janet Kern y los famosos Geier, Mark y David (padre e hijo).

¿Donde está el gran problema aquí? Resulta que la OMS tiene una opinión totalmente contraria a la postura de la ley chilena. La OMS dice que no recomienda a ningún país cambiar su política de vacunas aduciendo razones de seguridad por el contenido de timerosal:

Luego de revisar la evidencia epidemiológica actual y el perfil farmacocinético del timerosal, el Comité Consultivo Mundial sobre Seguridad de las Vacunas concluyó que no existe actualmente ninguna evidencia de toxicidad por mercurio en lactantes, niños o adultos expuestos al timerosal de las vacunas. Se concluyó que no hay razón para cambiar las prácticas actuales de vacunación con vacunas que contienen timerosal por motivos de seguridad. La seguridad de las vacunas que contienen tiomersal se revisa a intervalos regulares. Mientras tanto, la evidencia disponible justifica la recomendación actual de la OMS con respecto a las vacunas que contienen timerosal, las que no deberían ser modificadas.

La evidencia que apoya esta declaración puede ser encontrada, por ejemplo, en este listado que me hizo llegar @beatlebjork. ¿Por qué Bioautismo llega a una conclusión radicalmente opuesta a la de la Organización Mundial de la Salud? ¿Cómo es posible esta discrepancia?  ¿Qué sabe Bioautismo sobre el timerosal que la OMS no sabe? O más bien ¿De dónde sale la información que Bioautismo proporcionó para la ley chilena? Hace unos días atrás el Dr. Francisco Bengoa –quien también ha estado informando activamente sobre este tema– me envió la lista de publicaciones que, según Bioautismo (BA) y Cristina Girardi (CG), contiene la evidencia científica que demuestra que el timerosal causa autismo. Eso quiere decir que BA y CG manejan información que demuestra que la OMS está equivocada y que por lo tanto la población del mundo está en peligro. ¿Es así?

El primer paper que leí era el que probablemente estaba publicado en la mejor revista científica de todo el listado –una que CG llamó “JAVA” en CNN Chile pero que se llama JAMA Pediatrics (The Journal of the American Medical Association – Pediatrics). Comencé a leer el paper y me di cuenta enseguida que no tenía relación alguna con timerosal. Era un estudio que básicamente mostraba que los niños que tienen hermanos diagnosticados con autismo tienen 7 veces más probabilidades de ser diagnosticado con autismo que los que tienen hermanos sin autismo. Eso es todo. A lo más el estudio confirma que el autismo tiene un componente genético importante; algo que ya se sabía. ¿Por qué esta el paper en el listado? Ni idea.

El segundo paper es de un grupo Chino, de la Universidad de Xi’an Jiaotong. Es un trabajo experimental, publicado en una revista de cuarta categoría (índice de impacto 1,4). El estudio (Effect of thimerosal on the neurodevelopment of premature rats) consistió en inyectar de manera intramuscular timerosal puro en ratas prematuras en concentraciones tan altas como 131 µg/Kg (una vacuna estándar tiene 25 µg de timerosal). Me puse a ver los resultados y son a lo menos discutibles. Los únicos efectos biológicos observados son con la concentración más alta de timerosal. No hay ningún efecto con las concentraciones más bajas. Este tipo de respuestas binarias, que muestran ausencia de relación dosis-respuesta, son a lo menos sospechosas. Por cierto, ninguno de los experimentos permite concluir que las ratas inyectadas padecían de autismo o de un cuadro similar.

El tercer estudio era un análisis estadístico no experimental de un “Investigador Computacional Independiente” (dixit), es decir, alguien que en su tiempo libre había juntado datos y había aplicado algunos test estadísticos tratando de encontrar asociación entre timerosal y autismo. El trabajo fue publicado también en una revista de cuarta categoría (está en el lugar 65 de las 85 revistas de toxicología). Nuevamente, no se puede concluir nada de aquel trabajo, que es un día de pesca estadístico (jerga que usamos cuando alguien aplica test estadísticos a un set de datos hasta dar con el resultado que busca).

Luego, vienen los papers que más me llamaron la atención, ya que aparecen por fin los nombres que BA y CG mencionaban como sus asesores expertos: Janet Kern, Paul King y los Geier (padre e hijo). De este grupo, logré averiguar que Paul King es químico analista retirado con un doctorado en química. Ejerció como investigador asistente (ayudante en un laboratorio de investigación) un año pero casi toda su vida trabajó en la industria. Janet Kern aparentemente también tiene un doctorado (al menos eso dice su perfil de Research Gate) y trabaja no en una Universidad, sino que en el “Institute of Chronic Illnesses” (ICI). Seamos justos, conozco a varios investigadores de renombre que no trabajan en Universidades. ¿Cómo saber si un Instituto es “de verdad”? Mirando su financiamiento. El ICI es una institución sin fines de lucro fundada y dirigida por ¡Oh, sorpresa! Mark Geier. Este instituto se ha encargado de la publicación de la mayoría de los papers de la lista de BA y CG. ¿De dónde sale el dinero para investigar? Si fuera un instituto respetable en Chile, saldría de Conicyt, donde uno concursa para obtener fondos y los proyectos son evaluados por pares, nacionales y extranjeros. Pero el ICI es diferente. Obtiene su financiamiento del ASD Centers (Autism Spectrum Disorders Centers), un centro medico integral para el tratamiento del autismo que es dirigido por –¡sorpresa otra vez!– Mark Geier y donde su hijo David también trabaja haciendo diagnósticos y evaluaciones, incluyendo exámenes médicos. El problema es que él no es médico y recibió una sanción por jugar con estetoscopios.

Picture 3

Mark y David Geier.

Además del dinero que llega desde ASD Centers, también el trabajo ha sido financiado por familias ligadas a grupos anti-vacunas, todas del mismo perfil que BA. Paul King aparece asociado a CoMeD Inc. (Coallition for Mercury Free Drugs, sin fines de lucro) en las publicaciones. Una breve búsqueda de CoMeD me llevó a esto: el 2009, el presidente y vicepresidente de CoMeD eran… Mark y David Geier, respectivamente. El 2010 aparece Paul King como secretario y Lisa Sykes como presidenta. La señora Sykes no tiene formación científica; de hecho es reverendo de la iglesia metodista. Sin embargo, a pesar de no tener formación científica, aparece como co-autora de los trabajos. CoMeD tiene como objetivo eliminar el mercurio (timerosal) de todos los fármacos del mundo y recibe financiamiento de ASD Centers, el ICI y Medcon (que también es dirigido por los Geier). ¿En qué gastó la plata CoMeD?: básicamente en viajes y abogados. Han presentado casi 100 demandas por intoxicaciones con timerosal  y siempre presentan el testimonio experto de Mark Geier. Bueno, presentaban: su testimonio ha sido cuestionado por ser “intelectualmente deshonesto” y por “opinar en áreas en las que no tiene formación, experiencia o habilidad”

Captura de pantalla 2014-02-02 a la(s) 9.38.17

Uno de los últimos papers de Kern/Geier. Janet Kern aparece afiliada al Institute of Chronic Illnesses (ICI), que es dirigido por Mark y David Geier. Aparece afiliada también a un Centro Médico de la Universidad de Texas, pero si uno busca en el sitio web del Centro no aparece Janet Kern como parte del personal (y de hecho su correo electrónico es de un proveedor privado, no institucional). David Geier aparece afiliado también al ICI. Lisa Sykes es reverendo de la iglesia metodista (?), no tiene formación científica, es presidente de CoMed -donde Mark y David Geier son vicepresidente y secretario, respectivamente- y tiene un hijo diagnosticado con autismo. Mark Geier también aparece vinculado al ICI.

¿Lo van pillando? Lo que tenemos aquí es una elaborada estafa, en la que el principal motor es la generación de evidencia pseudocientífica publicada en journals de muy bajo perfil, muchos de ellos sin revisión por pares. Esto genera el impulso que necesitan para mantener el tema timerosal-autismo funcionando y por lo tanto convenciendo a padres de niños autistas para que los lleven al ASD Centers. Ahí generan el dinero a manos llenas, cobrando un dineral por tratamientos tan aberrantes como el protocolo Lupron, que consiste básicamente en castrar químicamente a niños autistas. Luego, transfieren parte de ese dinero al ICI, que genera más papers y al CoMeD, que hace lobby y presenta las demandas usando el testimonio de Mark Geier. Más aún, para aplicar el protocolo Lupron y una terapia quelante (para, en teoría, eliminar el mercurio del cuerpo de niños autistas), Mark Geier necesitaba la autorización de un comité de bioética. ¿Qué hizo? Sencillamente inventó un comité compuesto por él, su hijo y su esposa.

Actualmente Mark Geier no puede ejercer la medicina en EEUU pues su licencia ha sido suspendida por malas prácticas en todos los estados. La Junta de Médicos de Maryland ha declarado que Mark Geier “pone en peligro a niños autistas y explota a sus padres”

Estoy convencido que Bioautismo y Cristina Girardi han sido víctimas de un grupo de estafadores profesionales.

Según la información proporcionada por Bioautismo, Mark Geier –quien ya tenía su licencia de médico suspendida – estuvo en Chile como asesor de la comisión de salud del senado. Bioautismo corrió con los gastos. El ASD Centers se encuentra en este momento haciendo una expansión y entregando franquicias como si fueran un McDonald’s. No me extrañaría que pretendan internacionalizar el negocio.

Esto es francamente un escándalo de marca mayor.

Acerca de el efecto Rayleigh

Bioquímico. Científico. Académico.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

47 respuestas a Timerosal y autismo: la gran estafa

  1. parece de película esto! francamente indignante y lamentable. Espero que la directora de Bioautismo lea esto para que abra los ojos (y si no, para saber su opinion por lo menos). Realmente una verguenza como le han pasado gato por liebre a tanta gente, aprovechándose de la situación que viven con sus hijos.

    Gracias por darte el trabajo de abordar este tema con rigor y seriedad, y así ir derribando mitos!.

  2. Francisco Matus dijo:

    100% claro. Deberían renunciar todos los politicos que, en el mejor de los casos, cayeron con esta farsa. Muchas gracias por el post

    • Felipe dijo:

      Tienes mucha razón, pero la realidad de las cosas es que jamás harán eso :C La teta no la soltarán aunque su ineptitud cueste vidas.

  3. Pingback: Timerosal y autismo: la gran estafa | diego belmar

  4. Estimado Gabriel. Es un gusto leer tu blog..regularmente lo sigo. Con respecto a esta columna me agrada bastante ya que es muy bueno que la comunidad científica definitivamente le ponga el cascabel al gato. Esta maraña de personajes como el nefasto Geier y su “tratamiento” con Lupron (obviamente bien patentado y caro) en conjunto al resto de participes de la red de “timerosal/autismo” es parte de lo que la prensa debería empezar a cuestionar en estos momentos. Me gustaría difundir esta columna en mi blog (obviamente con los créditos como corresponde). SALUDOS

  5. dévora valle muñoz dijo:

    Este mundo de pesadillas!!!¿todos son zombies o algunos no lo son???¿aquién creer?

  6. Marcelo B. dijo:

    Y que pasa con el estudio del CAVEI que concluye y “aconseja disminuir al máximo cualquier exposición a mercurio en los niños chilenos” “y limitar en el más breve plazo posible el contenido de timerosal en las vacunas del programa nacional”. Y/o a lo menos “aplicar el principio de precaución en el uso de vacunas con timerosal”. Documento disponible en web del Minsal. http://web.minsal.cl/portal/url/item/a5ae8387668ad0a8e04001011e0101d8.pdf

    • Hola Marcelo. Ese documento está inspirado en la discusión que se dio al principio. La historia es así: en 1997 la FDA se dio cuenta que no habían datos técnicos sobre dosis máximas de etilmercurio, a pesar de que se había usado en los últimos 70 años. Al no haber datos, decidieron invocar el principio precautorio y usar los parámetros de toxicidad del metilmercurio, para el que si habñia datos. En ese contexto histórico si aplica el principio de precaución, ya que no había evidencia y si sospecha. En 1999 un grupo de padres -sin formación científica- publicó un artículo en un journal sin peer review y completamente especulativo en el que se aseguraba que la ijntoxicación por mercurio producía los mismos síntomas del autismo. En ese momento el movimiento anti-timerosal cobró fuerza, partiendo erroneamente de la base que mercurio y timerosal son lo mismo. Al mismo tiempo, la FDA encargó varios estudios al Institute of Medicine (IOM) y el 2004 despachó el informe final, donde se descartaba cualquier relación causal entre etilmercurio y autismo. Varias líneas de evidencia sugieren que esto es así, desde los parámetros farmacocinéticos hasta el hecho claramente establecido que los síntomas de intoxicación por mercurio y el autismo NO son parecidos. El principio de precaución no aplica en 2014, pues ahora si hay evidencia y esa es la opinión de la WHO, basada en los estudios que aparecen en el blog. Saludos y gracias por leer y comentar.

      • Marcelo B. dijo:

        Estimado: el estudio del CAVEl está fechado en 2011 o sea es muy posterior al que la FDA encargó al Institute of Medicine (IOM) cuyo informe final se despachó el 2004. SI bien ningún estudio asegura una relación directa entre daño neurológico y timerosal tampoco descarta de manera absoluta efectos nocivos del timerosal para la salud de las personas, por esto y a pesar de las recomendaciones de la OMS el principio de precaución es pertinente. En la bibliografía del estudio del CAVEI se pueden encontrar varios documentos recientes que tratan el tema.

  7. monica dijo:

    No creo que CRistina Girardi, sea victima de embaucadores, ella debiera informarse muy bien antes de hablar burradas, aqui algo huele mal, al igual cuando su honesto y probo hermano compro millones de vacunas s un laboratorio y se comprobo su inutililidad (tamiflu) y se perdieron todas, ,Por lo tanto el ministro de salud, tiene toda la raxon, INVESTIGUEMOS, NO LE CREAMOS A ESTOS COMERCIANTES POLITICOS. BASTA DE ABUSOS Y DE METERNOS EL PI,,,,,EN RL OJO

    • Hola Mónica. Creo que hay varios factores que se han conjugado. El más importante -a mi juicio- es que han convertido un problema técnico en un problema emocional. Si la discusión se hubiera centrado es los aspectos técnicos y si se hubieran citado a expertos, esto no habría pasado. Finalmente lo que ha sucedido es que se encontraron “expertos” que compartían la posición de Bioautismo. Y ya está claro la calidad de esos expertos. Todos los parlamentarios que firmaron la ley y todos los que votaron a favor tienen responsabilidad, por no informarse de manera seria.
      De todos modos Cristina Girardi, al involucrarse tan profundamente en la discusión, debió haber sido la más rigurosa a la hora de conseguir información y asesoramiento. Saludos y gracias por leer y comentar.

  8. Max Leiva dijo:

    Podrías incluir las fuentes de las afiliaciones de los distintos personajes y las estructuras directivas de los organismos? Ojalá vínculos externos oficiales, pues mencionados así como están no basta para darle rigor tu investigación. Gracias.

    • Hola Max. Buena idea, voy a modificar la entrada para incluir las afiliaciones que aparecen en los papers y los links a la información de cada una de ella. Eso efectivamente aporta a la discusión seria de este problema. Saludos y gracias por leer y comentar.

  9. Simón Beard dijo:

    Otro hebra a seguir son los intereses de compañias farmaceuticas que poseen patentes sobre preservantes altarnativos al timerosal, el que como sospecharan puede usarse sin pafo de licencias o regalías.

    • Hola Simón. Si bien es una buena línea para escarbar, mi impresión es que no hay relación. De todos modos escarbaré las relaciones comerciales de ASD y Geier con laboratorios en USA. Mi impresión es que ninguna empresa respetable querría involucrarse con ellos. Saludos y gracias por leer y comentar.

  10. Anita dijo:

    Súper bueno el “review” gracias por hacer una revisión buena del tema, todo súper claro! Lo único que no me queda claro es: que tiene de malo que cambien las vacunas con timerosal por otras que no lo contengan? Mi pregunta viene de la absoluta ignorancia, espero una respuesta amable :)
    Saludos

    • Hola Anita. ¡Excelente pregunta! Mucha gente me lo ha comentado y es clave en la discusión. Modificar el plan nacional de vacunación no es un asunto trivial. Las variables involucradas son muchas! Vamos a dejar fuera de la discusión al factor dinero: sabemos que la vacuna sin timerosal cuesta mucho más pero no debería ser un parámetro si es que la salud de la población está en peligro (¿lo está?). Sin prejuicio de esto ¿importa cambiar una vacuna segura por otra vacuna segura? Al cambiar una vacuna siempre existe un grado de incertidumbre respecto de su desempeño. La vacuna pentavalente actual y otras con timerosal funcionan muy bien en nuestra población y nada garantiza que las nuevas vacunas sean tan efectivas (a nivel poblacional) como las que tenemos ahora. Es decir, hay que analizar el contexto en el que este cambio se hace. ¿Vale la pena la relación costo/beneficio en este cambio? Entendiendo que el costo NO es el económico, sino que la incertidumbre respecto al desempeño de la vacuna nueva, entonces no vale la pena. Espero haber ayudado a aclarar tu duda. Por otro lado, el daño que se ha causado a la confianza y la fe pública ha sido enorme. Te lo comento porque el otro día en el Metro dos señoras venían conversando sobre esto y una le dijo a la otra “y quizás desde cuando nos estaban envenenando”. Saludos y gracias por leer y comentar.

      • Ana Maria dijo:

        Bastante interesante el artículo la verdad me declaro neófita en este tema pero me preocupan las “casualidades” que se presentan. Mi consulta es la siguiente por qué hay tantos padres que aseguran que sus hijos luego de los 4 años de edad cuando fueron vacunados con el mencionado Timerosal presentaron señales claras de autismo, habiendo sido niños completamente normales hasta los 3 años con 11 meses? , la verdad y para serte franca no creo en casualidades y no es uno o dos padres son muchos más, por qué se ha sabido que gente de la alta sociedad tiene y siempre ha tenido acceso a vacunas sin mercurio y a los de estratos bajos no les ofrecen la opción y si la hay es carísima sin embargo a la gente de la alta se la dan gratis y te hablo con fundamento porque tengo una conocida que trabaja en el área de la salud en un consultorio del barrio alto y me contó esto he ahí donde nacen mis inquietudes con respecto a este tema será que es mejor prevenir? No sé.

      • Hola Ana María. En ciencia, la experiencia personal no es evidencia. Decir por ejemplo “mi tía nunca se vacuno y jamás se ha enfermado…por lo tanto da lo mismo vacunarse” es un excelente ejemplo de esto último. La explicación en este caso se llama “inmunidad de grupo” y los inmunólogos lo saben perfectamente. Lamentablemente el autismo es una condición compleja, tanto que aún no está del todo claro como se produce. Si fuera intoxicación con mercurio sería tan fácil de demostrar que ni siquiera habría discusión. Por cierto, los síntomas del autismo y de la intoxicación con mercurio ni siquiera son similares. Saludos y gracias por leer y comentar.

      • Ma dijo:

        Las vacunas sin timerosal existen y muchos niños acceden a ellas previo pago de sus padres, yo creo que si el MINSAL autoriza que lad clinicas las vende y ya hay población vacunada es prueba de que son efectivas.

      • Hola Ma. Ese asunto no se puede evaluar aún pues debe hacerse a nivel epidemiológico. Es decir, cuando esa vacuna es usada por la inmensa mayoría de la población. Existe evidencia que sugiere que al menos una de las vacunas que actualmente contiene timerosal es menos efectiva en su forma libre de timerosal. Más allá de esa discusión, no tiene sentido cambiar las vacunas del programa nacional de vacunación sin una muy buena razón, la que actualmente no existe. Saludos y gracias por leer y comentar.

    • dadada dijo:

      me uno a la opinión del autor desde el punto de vista biomedico, pero debo agregar una perspectiva en salud publica: el sistema de cobertura de vacunas en Chile es buena en comparación a otros países con similares parámetros de desarrollo y nuestros indicadores de salud maternoinfantil muchas veces son un modelo a seguir en otros países latinoamericanos. sin embargo, nos falta mucho mas trabajo en el área, la cobertura universal de vacunas para otras patologías aun no se alcanza.

      modificar las vacunas pentavalentes actuales significarían costos enormes (las vacunas sin timerosal obviamente tienen costos mayores y duraciones menores en almacenamiento) que atrasarían la incorporación de nuevas vacunas, refuerzos y otros proyectos de salud.

      “¿pero por que el estado no pone plata para ambas cosas?” ambos sabemos que no va a pasar, en salud publica siempre se debe optimizar los recursos y asumir que estos siempre serán limitados e insuficientes, es por esto que se debe asegurar la adecuada gestión de estos recursos y denunciar practicas que pongan en peligro la salud de la población que defienden (al verse debilitados estos programas). a los médicos no se les paga por reclamar contra la ley, surge de un principio ético en la profesión.

  11. Sergio dijo:

    Qué buena y más completa investigación hiciste. Muchas gracias por compartir esto con la gente que se deja llevar por la opinión de las masas y no por la evidencia. De verdad, es súper informativo, breve y claro lo que expones. Espero no te moleste que lo comparta! Saludos!!

  12. Decididamente Geier es un maestro de la estafa sistemática, ahora publica la revisión de una base de datos de efectos adversos de vacunas, de libre acceso por el publico general, donde se reportan síntomas atribuidos a vacunas, sin mediar diagnostico medico alguno. Cualquier padre de familia que piense que alguna vacuna le produjo daño al mismo o familiares ingresa su reporte. Al analizar dichos datos se puede concluir cualquier cosa que no se ajuste a la realidad. Por cierto en el mismo journal de dudosa categoría. Les dejo el link.
    http://www.slideshare.net/adepe/2047-9158225

  13. Natalia dijo:

    Me parece increíble que la ignorancia sea transversal a las clases sociales de nuestro país… Esperamos y quisiéramos que por lo menos nuestros gobernantes fuesen gente entendida o bien asesorada por expertos, en cambio, tenemos medidas populistas que asombran a cualquiera medianamente entendido en las ciencias… Muy buena columna, me da escalofríos que se tomen medidas tan poco inteligentes en salud publica :/

    • Mariela araya dijo:

      Lo que pasa es que quien asesora a la diputada cristina girardi es un grupo de madres de niños autistas (miembros tb del comité de bioautismo) que tomaron la bandera de lucha contra el timerosal intentando encontrar una respuesta a la condicion de sus hijos. Tomar una bandera de lucha no está mal, pero sí lo está cuando la información de la que disponen es erronea y se asesoran por supuestos expertos en el tema quienes de expertos no tienen nada, para mi no son más que charlatanes que se aprovechan del dolor y deseperación de una madre para meterle ideas en la cabeza y de paso vender sus servicios o esparcir sus ideas viralmente con ellas. De hecho, he discutido con una de estas madres via mail algunos trabajos en los que se basan, le he mostrado las falencias metodologicas y le he recalcado que dichos trabajos simplemente no responden la pregunta de si timerosal causa autismo, pero aún se niegan a creer. Cómo hacer para que vean la realidad? Quizas con mucha paciencia y dejandoles en claro que nosotros como cientificos no ganamos nada extra con informarles, economicamente hablando, es tan solo hacerles ver la realidad porque la verdad es que nos indigna a muchos lo que estos charlatanes estan haciendo con ellas y como ellas mismas estan cayendo en el juego e incluso han llegado a asesorar a parlamentarios para que se tramite una ley. No puede ser.

  14. Xideral dijo:

    Agrego mis congratulaciones al colega por el review. Hice algo parecido en pubmed, pero aca aparece una detallada investigacion. A compartir se ha dicho.

  15. me sorprende gratamente el nivel de profesionalidad de la investigación, mis mas profunda admiración por el nivel entregado y la ayuda para poder comprender mejor como no hay que creerse cualquier “dato” sino que revisar si eso es asi de cierto y no un embaucamiento o una mentira sin dato alguno basado simplemente en la baja capacidad investigativa y de duda en la población.

  16. Iván Conejeros dijo:

    Excelente trabajo, ya me parecía raro un discurso bien armado alrededor de evidencia tan clara en contra.

  17. Hola Gabriel,
    Aún cuando tu evitas hablar de costo económico es importante aclarar que las evaluaciones de intervenciones como la vacunación también incluyen un componente económico y es importante que lo hagan. El presupuesto de cualquier sistema de salud es finito y la idea es maximizar el beneficio (en este caso salud) de la población por monto invertido. Si se produjera un cambio a una vacuna más cara, pero no más efectiva, el sistema de salud tendría menos dinero para invertir en el tratamiento o prevención de otras enfermedades. Es decir sería un derroche que se traduciría en una reducción de la calidad de salud de los chilenos por atender un reclamo que no tiene base científica alguna.

  18. Alma dijo:

    Gracias por tu articulo, muy claro . Ojala les haga sentido a nuestros ilustres parlamentarios

  19. Darío dijo:

    Estimado, poco sé de medicina y recién estoy indagando en temas como este. Sin embargo, luego de leer tu post, me surge la siguiente pregunta. ¿Cuál es la fuerza impulsora para los “asesores” Janet Kern, Paul King y, en especial, los Geier, que los lleva a trabajar para demostrar los supuestos daños del uso de TIMEROSAL?

    Veamoslo así.

    ICI emite pruebas de que el uso de timerosal está relacionado con el autismo. ICI recibe financiamiento de un centro médico con tratamientos para el autismo.
    ¿Qué ganan ( o quiénes ganan) con financiar a ICI para que trabajen demostrando los daños de timerosal?
    Diciéndolo de una manera dura, autismo va a seguir habiendo, sea o no sea TIMEROSAL una causa para ello. Por lo tanto, el centro médico de tratamiento contra autismo podrá seguir lucrando con o sin timerosal en las vacunas.
    La única razón que se me ocurre a mí para todo esto, sería que alguien (por ej, los Geier), de alguna forma ganasen dinero con la eliminación de timerosal en vacunas, dejando a disposición de las personas alternativas mucho más caras.

    Saludos!

    • Hola Darío. Sucede que existe un grupo enorme de padres de niños autistas que han sido convencidos que las vacunas -particularmente las que contienen timerosal- han causado el autismo de sus hijos. Lo que hace Geier es mostrarles la “evidencia científica” de que esto es así -a través de las publicaciones en journals sin peer review o de muy bajo perfil, pero que cobrar por publicar ahí- (eso lo hace a través del ICI), presenta las demandas y hace lobby (a través de CoMeD) y luego les *vende* una cura para el autismo, basada en un diagnóstico carísimo que hace en ASD Centers seguid de dos terapias muy caras. Ahí está el “negocio”. Básicamente, está haciéndose rico a costa del dolor y la desesperación de los padres. Saludos y gracias por leer y comentar.

  20. Rodrigo Otaiza dijo:

    Simple…
    Mas cientificos hablando de ciencia y dejemos de “farandulizar” temas serios.
    La salud tiene responsabilidad presente.. la farandula es entretencion.

  21. alejandra dijo:

    Hola estos temas dan para hablar, y mucho, creo que la mejor forma es solicitar que la VERDAD SEA LA QUE PREVALEZCA, ya que en estos tiempos, cualquiera puede opinar lo que desee, y puede mentir a destajo, en todo caso por ambas partes hace bien ser transparentes y por fin dejar las mentiras y las patrañas a nivel económico que sólo algunos se benefician,

  22. Interesante articulo, estare atento si publicas mas evidencias cientificas sobre lo que es el timerosal y todo este tema de contigencia, que ha tenido un gran impacto sensacionalista.

  23. Cristóbal dijo:

    Gabriel, tu deberías estar de asesor científico en alguna comisión o como “detectivo biológico” ;)

  24. franco dijo:

    Gabriel, gracias por aclarar el tema, la gente esta muy desinformada.

  25. Gabriel, sí que me has sorprendido con este post….La sorpresa es porque tu investigación pudo ser expuesta ante los legisladores y obligarlos a atar los hilitos…hasta ir descubriendo verdades, porque la prensa ha repetido hasta cansarse , siempre las mismas cosas y ha dado por hecho que hay investigaciones que “confirman” la relación entre el timerosal y el autismo!!!

    Y entonces…¿qué puede hacer un papá.o una mamá? ¿vacuna o no a sus niños? Por supuesto que el temor es grande! Nadie quiere sentirse culpable de fregarle la vida a un hijo, por ponerle una vacuna “contaminada” !!

    Distinto sería si existiera algún estudio que vinculara una condición genética con la relación timerosal/autismo…algo así como lo que sucede con la alergia al yodo y los medios de contraste que lo contienen…Eso, ya es otra cosa!! Y de eso, no se ha hablado.

    Mi pregunta es: ¿podría haber alguna relación como la planteada?

    • Hola Gabriela. Hasta ahora no existe evidencia de que algo así esté ocurriendo. De hecho, esa es una de las hipótesis de los grupos que vinculan autismo con las vacunas. El punto es que los síntomas de intoxicación con mercurio -que es el que causa los problemas según estos grupos- no se relacionan con los síntomas del autismo. Yo soy papá y mi hija tiene todas las vacunas del calendario nacional, muchas de las que tienen timerosal. También lo tiene la vacuna anual contra la influenza, que también le aplicamos todos los años. Saludos y gracias por leer y comentar.

  26. Francisco dijo:

    Excelente artículo. Me gustaría aportar con esto (está en inglés y es del año pasado pero complementa lo que tu claramente expusiste aquí):

    http://www.nytimes.com/2013/01/18/opinion/global/a-blanket-mercury-bank-would-block-needed-vaccinations.html?_r=2&

    Gracias, saludos.

  27. Hoy apareció en el diario Austral de Valdivia, una carta firmada por Gerardo Sullivan, de Ph.D.Chemistry , sobre estas denuncias en contra del Timerosal, en que aclara que el metil mercurio es el tóxico y que se acumula en los peces y por ende en nosotros, y el etil mercurio, que es el timerosal, se elimina rápidamente y no se acumula, es decir, no es tóxico.
    Yo creo que esta confusión debió ser aclarada desde el comienzo, para que los no expertos entendieran la diferencia y perdieran el miedo a las vacunas.

  28. claudia calquin dijo:

    Excelente tu articulo, pero hay algo que los científicos olvidan que el cuerpo no es pura biología o química, independiente de la evidencia los seres humanos tenemos el derecho de decidir sobre qué meternos en nuestros cuerpos y en el caso de nuestros hijas/as también, el problema de las vacunas tiene que ver con los limites de la acción del Estado y la Salud Pública…saludos!

    • Hola Claudia. Si bien tienes razón respecto de la independencia de elegir que poner en nuestros cuerpos, te recuerdo que existen instancias que limitan ese derecho. Por ejemplo, hay drogas que estás prohibidas pues su uso crea un problema de salud público. Eso convierte una decisión personal en un problema de salud pública. Con las vacunas pasa lo mismo: la decisión de no vacunar produce un problema de salud pública pues rompe la inmunidad de grupo y aumenta enormemente el peligro de brotes de enfermedades, muerte y aumento de los costos de la salud pública. Tanto así, que por ejemplo en Australia el estado decidió quitarle beneficios tributarios a los padres que no vacunan a sus hijos pues ellos generan un potencial problema de salud pública. Saludos y gracias por leer y comentar.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s